FASHION WEEKEND: ASISTÍ AL MFFF 2016! CRÓNICAS DE UNA PROVINCIANA

Spread the love

El Mexico Fashion Film Festival es una de las mejores experiencias que he tenido y probablemente tú debas probar vivirlo porque ya sabes, COOL STUFF: moda, cine, amigas, comida, charlas y algunos de los mejores exponentes en esta tendencia….


Bueno bueno, no quiero presumir pero la verdad es que sí fue algo único asistir a éste festival, y como se los he contado en los dos capítulos anteriores de ésta serie (pssst date una vuelta por series o puedes visitarlos aquí y aquí, XX) NO PUDE EVITAR PLATICARLO TODO. Ahora, si ya leíste los dos capítulos pasados de nuestra serie, sabrás que llegar fue una utopía y que básicamente visitábamos mis tres amigas y yo la capital tan sólo con el propósito de llegar a un día del MFFF. ¿Expectativa? altísima. ¿Porcentaje de cumplimiento de expectativa? 71691912873012%. ¿Me dio algo? yep.

A post shared by Glits.mx (@glits_mx) on

Itinerario

Ese día no exigía tanta presión como el último día del Fashion Week ni en horario ni en outfits peeero aún así queríamos ir de acuerdo a la ocasión. Nos dedicamos toda la mañana a desayunar a gusto, arreglarnos y revisar nuestras conferencia y proyecciones del día. Cuando finalmente llegamos, prácticamente entramos directo al área de Foodtrucks -que amo comer y todo se veía exageradamente delicioso- y esperamos el llamado para la primera proyección. Salimos por alguna razón muertas de hambre -algo muy raro a lo que no estamos acostumbradas… sí tú-  y no nos pudimos quedar a la segunda proyección de cortos además de que los Foodtrucks se habían ido, por lo que salimos a cazar comida a un parque que estaba por ahí cerca. Volvimos a tiempo para la conferencia y pudimos hacer un poco de networking al finalizar. Quiero mencionar que para este punto todas nos caíamos de sueño (¿desveladas mil?) así que quedamos de vernos con una amiga RI-FA-DÍSIMA que nos llevó a un cafecito en la Roma delicioso para platicar un rato. Terminamos de echar la chorcha y ella nos dio el tip de algunos bares por la zona, a los que ooobviamente fuimos a ver qué tal y luego volvimos a casa de mis tíos a dormir. Agrego un pequeño dato: compramos en una esquina unas flores para mis tíos y debo admitir que sin el gusto de todas para seleccionarlas y hacer un arreglo, hubiéramos entregado algo menos espectacular. Cabe recalcar que Lupita tiene una empresa PRECISAMENTE de flores (gracias por siempre) y de detalles para ocasiones especiales aaasí que te dejo por aquí el link a su página de Facebook y le hagas pedidos hermosoos. DÍA COMPLETO OUYEA.

El lugar

El lugar para el MFFF en 2016 fue el Foro Cultural Chapultepec y se me hizo un buen lugar para el festival: un auditorio con butacas cómodas, un backyard para relajarte y comer en los Foodtrucks, además de una buena ubicación. Lo que sí nos lamentamos y no tengo ni idea de por qué, es que no hay UNA sola cafetería cerca y eso fue algo suficientemente desmotivador porque realmente queríamos cafecito después de un rato en la tarde. Qué va lo queríamos, LO NECESITÁBAMOS.

Lo mejor

Ahí te va… todo estuvo increíble y la verdad es que investigué muchísimo sobre qué era un fashion film porque quiero dirigir cine de moda algún día. Me faltan años luz ESO YA LO SÉ. A lo que voy es que es una tendencia muy joven aún y se presta a la experimentación, con una constante evolución y una personalidad muy creativa (AMIGOS CINEASTAS, LEVÁNTENSE). De hecho cuando fui a  ver los cortos me dio mucha ilusión ver los contrastes y analizar la comunicación de ellos porque son cuadros muy estéticos, al tiempo que cuentan historias de arte o abordan temas que te permiten entender un poco más el sentir de los diseñadores y los artistas en el mundo de la moda. Además es una rama que se ha usado sobre todo en el ámbito comercial, aunque muchas producciones de cine calificarían en este rubro hermoso precioso. Uno de mis fashion films favoritos es eeeste: (MIRALOMIRALOMIRALOO)

Regresando al MFFF de 2016, tuve la suerte hermosa y perfecta de coincidir con la charla de Mauricio y Santiago Sierra que básicamente seleccioné sin darme cuenta. Ellos son hermanos y tienen un estudio en Nueva York de audiovisuales, además de otros proyectos que involucran moda y arte… te dejo su página para que veas lo que hacen. EN FIN, ellos expusieron precisamente el proceso actual de la moda y de las casas de diseño grandes con sus propuestas de reducir el consumo por consumo; estuve EMBOBADA LES DIGO porque básicamente explicaron la armonía con la que tiene que jugar la mercadotecnia con el arte, la moda y el entretenimiento (UUUFF) para lograr campañas trascendentes y de cierta forma alcanzar ese compromiso de tu comunidad con la marca. En próximos posts quiero platicarles más de TOOODO lo que reflexionamos entre las cuatro saliendo del festival, pero básicamente fue un “sentar cabeza” para nuestros proyectos y nuestros futuros side-businesses como futuras licenciadas en entretenimiento… 

via GIPHY

Si llegaste al final de este post, te quiero decir que ya caaasi terminamos con la serie sobre el Fashion Weekend que tuve hace un año con tres amigas, y que ESTUVE FELIZ DE COMPARTIR CONTIGOO MA FRIEND!! Big whoooopp!!! Te mando miles de trillones de besos -ya te la you know– y espero que tengas el mejor día… BYEEE,

XX, MAIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *